Este proyecto contribuye a alcanzar el ODS y Meta:
6.1. Para 2030, lograr el acceso universal y equitativo al agua potable, a un precio asequible para todos.

MEJORA DE LOS SISTEMAS DE AGUA

Disponer de agua potable es una de las necesidades humanas más esenciales y es un derecho de los seres humanos de acuerdo con lo establecido en la resolución 64/292 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde se reconoció que el agua es tan significativa en nuestras vidas que ha sido declarada un derecho fundamental para los seres humanos. Tener garantizado el acceso a agua de calidad y en cantidad constituye una de las mayores transformaciones que puede experimentar una población.

El principal problema relacionado con la falta de agua potable es el incremento de las enfermedades diarreicas, parasitarias y de transmisión vectorial, afectando sobre todo a los menores de 5 años. Es la segunda causa de muerte en este segmento de la población, por delante de la tuberculosis o la malaria / dengue. En los adultos y jóvenes, estas enfermedades, con la diarrea como denominador común, hacen perder muchas horas productivas y supone un aumento de los gastos en salud.

Hay que mencionar también que las dificultades de acceso y la lejanía de las fuentes de agua supone para mujeres y niñas, (principales responsables del abastecimiento de agua), tener que destinar mucho tiempo en el acarreo de agua, impidiéndoles realizar otras tareas importantes y limitando de este modo un desarrollo pleno en igualdad de condiciones que los hombres.

Para garantizar el acceso a agua de las zonas rurales de Estelí, Familias Unidas instaló miniacueductos en 7 comunidades durante el periodo 2008 – 2013.

Pero con el paso del tiempo las comunidades han crecido, se han detectado algunos desperfectos en las infraestructuras construidas y se han identificado algunas debilidades de la comunidad en la parte organizativa. Todo ello ha venido a limitar la capacidad de los sistemas de agua instalados y su gestión.

Por este motivo, en mayo de este año hemos iniciado un proyecto con financiación del Gobierno de Aragón que tiene como objetivo reformar y ampliar los distintos sistemas de abastecimiento de agua instalados, así como formar y capacitar a la comunidad para la gestión y mantenimiento eficiente de dichos sistemas.

En este 2020 se han completado los miniacueductos de las comunidades de la Montañita, la Labranza, el Pino y la Libertad, situadas al oeste de Estelí. Gracias al proyecto, más de 300 familias disponen de un acceso al recurso agua en cantidad, calidad, cercanía, sostenibilidad y continuidad suficiente para tener cubierto de manera satisfactoria este derecho básico.

Hay que destacar que ha habido una muy buena participación comunitaria en las labores de zanjeo, resguardo y traslado de materiales, limpieza del área de los mini-acueductos, y se ha contado siempre con el apoyo de los líderes y lideresas de la zona para lograr que la población haya participado en cada una de las actividades.

Además, en estas 4 comunidades se ha iniciado el acompañamiento y apoyo para el proceso de organización de los Comités de Agua Potable y Saneamiento (CAPS), mediante asambleas comunitarias. También se les ha orientado en recomendaciones para dar respuesta a pequeños problemas técnicos que se les presenten, hacer reparaciones básicas y llevar un control de la calidad del agua mediante la entrega de un kit manual de cloración.

En los próximos meses esperamos completar los sistemas de abastecimiento de agua de 3 comunidades más y organizar y capacitar en cada una de ellas un Comité de Agua Potable encargado del mantenimiento y gestión del miniacueducto.

REVISTA 40 – ENERO 2021