RESULTADOS PROYECTO EDUCACIÓN AMBIENTAL

POR UN MEDIO AMBIENTE MÁS SALUDABLE PARA SANTO DOMINGO

REVISTA 35 – ENERO 2016

El proyecto de educación ambiental puesto en marcha en Santo Domingo ha finalizado su primera fase de ejecución con un notable éxito y aceptación por parte de la comunidad beneficiaria. El impacto de las acciones realizadas ha permitido mejorar las condiciones ambientales del sector de Guaricano, el objetivo principal que nos habíamos establecido.

 18.650 alumnos/as de educación inicial, primaria y secundaria de 23 centros educativos de la zona, participaron en un programa de Educación Ambiental y Reciclaje en el que además de conocer conceptos clave en relación a la temática, incluyó actividades y dinámicas para afianzar el aprendizaje. Las temáticas tratadas fueron:

  • Residuos Sólidos.
  • Deberes y Derechos Ambientales.
  • Ecología – Efecto Invernadero.
  • Calentamiento Global – Cambio Climático.
  • Gestión Ecológica de los Residuos y Sostenibilidad.
  • Reduce, Reusa y Recicla.

Se realizaron un total de 221 talleres  impartidos por un equipo de promotores ambientales que contó con el apoyo de 10 “Voluntarios Ambientales”, jóvenes del barrio implicados en el desarrollo de su comunidad y que gracias a este proyecto pudieron canalizar sus ganas de ayudar y participar.

Además de abordar el temario del Programa de Educación Ambiental y Reciclaje establecido, los talleres se aprovecharon para tratar otros temas de forma transversal, significativamente importantes para mejorar la calidad de la educación en los centros beneficiarios y el desarrollo personal del alumnado. Los temas tratados fueron:

  • El Bullying.
  • Higiene personal.
  • Salud sexual y reproductiva.
  • Equidad de género.
  • Importancia de la escolarización.
  • Mujer–Desarrollo–Medio Ambiente.

Para medir el impacto del proyecto se llevó a cabo una evaluación que se realizó en dos fases: una primera en la que se evaluaron a través de un test los conocimientos previos de los beneficiarios del proyecto antes del inicio de los talleres. Y una segunda que consistió en evaluar al alumnado una vez terminado el programa de capacitación, aplicando el mismo test pero variando el orden de las preguntas. De esta manera se pudo hacer un estudio comparativo e identificar qué aprendieron o conocieron gracias al proyecto.  En cuanto a los resultados obtenidos en la evaluación, destacamos:

  • En un inicio, un 10% de los encuestados presentaban dudas sobre el significado e importancia del medioambiente. Al final del proyecto, solo el 0,4% del alumnado respondió confusamente.
  • Uno de los mayores aportes del proyecto fue que prácticamente el 100% del alumnado entendió el concepto de contaminación como deterioro del medioambiente. Al iniciar el proyecto, solo el 73% lo entendían así.
  • También se produjo un gran avance en cuanto a la responsabilidad de mantener limpias las calles. Si en un principio el 60% creían que era responsabilidad solo del ayuntamiento, posteriormente el 88% había asumido que es una responsabilidad compartida.

También se realizaron otras acciones dirigidas a aumentar la sensibilidad hacia el medio ambiente y a crear una cultura del reciclaje entre la población de la zona:

– Visitas a los hogares para motivar a la población a sacar todos los desechos de una manera clasificada, los materiales plásticos en una bolsa plástica y los demás en otra bolsa.

– Visitas a instituciones significativas (Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales; Ayuntamiento Santo Domingo Norte, etc.) para dar a conocer el proyecto con miras a establecer futuras alianzas de colaboración.

– Realización de la primera Feria de Reciclaje de la zona, con el propósito de concienciar a la comunidad sobre una cultura de transformación y reutilización de residuos sólidos.

– Elaboración de murales ecológicos. A través de la recolección, reciclaje y reutilización de desechos sólidos, crear una obra artística para sensibilizar a la población sobre la importancia del reciclaje y de preservar el medioambiente, así como consolidar el sentimiento de comunidad entre la población al hacerles participes de una actividad que embellece el barrio.

Pero tan importante es la teoría como la posibilidad de aplicar los contenidos aprendidos en los talleres para permitir a los alumnos y alumnas visualizar, recrear y difundir usos y hábitos que contribuyan a mejorar el entorno. Es por ello que se dotó a cada centro participante de contenedores para que alumnado y profesorado puedan depositar envases que posteriormente son llevados al centro de reciclaje para su tratamiento. También se realizaron 5 Jornadas de Limpieza en los barrios de La Mina, Ponce y Suriel con el objetivo de disminuir significativamente los focos de contaminación en algunos puntos del sector de Guaricano e implicar a la comunidad en las tareas de limpieza como proceso de concienciación.

Gracias al proyecto se ha observado una mejora del comportamiento en cuanto al uso del agua y el uso de zafacones en la escuela. La realidad en muchos centros al iniciar el proyecto era encontrarnos en pasillos y patios una gran cantidad de envases plásticos tirados en el suelo. Gracias al proyecto se han reducido los residuos en los centros educativos.

COMPARTIRShare on FacebookTweet about this on Twitter

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR